lunes, 17 de enero de 2011

Para dejar de fumar o La botellita




Especialmente (reeditado) a pedido de Miss Marple y por supuesto, dedicado a ella. 

Había una larga fila de paraguas. Llovía mucho. Yo, igual que siempre, tenía muchas ganas de fumar, pero estaba haciendo una terapia para dejar. Yo fumo en todos lados, incluso bajo el paraguas. Saqué el encendedor, casi se me cae el paraguas, después saqué los cigarros que estaban envueltos en una planilla que había que llenar cada vez que quisieras fumar. Los tenía en el bolsillo del saco sport. Sujeté los cigarrillos y la planilla bajo la pera mientras sacaba del otro bolsillo la birome y saqué la planilla. Prolijo, anoté la hora, la razón por la que iba a fumar, llené los otros 6 ítems, día, hora, grado de importancia del cigarrillo, qué estaba haciendo cuando lo iba a fumar, etc. y guardé los cigarros adentro de la planilla, sujeté la planilla con una gomita y metí todo en el bolsillo. Ahí me di cuenta que me había olvidado de sacar el cigarrillo para fumar después de llenar toda la planilla. Y que tenía que volver a sacar los cigarros…Ya se me había mojado todo el culo de tanto mover el paraguas para sacar el cigarrillo. Ya me sentía un perfecto boludo. Bueno, la más pura verdad, casi siempre me siento así. Si me decido a contarles, más vale que sea todo. 
Yo tenía mi botellita de agua en la mano. Porque nos mandaron tomar mucha agua para eliminar la nicotina. Pensé que ya que no lo había prendido mejor tomaba agua y me lo salteaba. La idea por ahora era evitar fumar todos los que pudiera. Maniobré con el paraguas, abrí la botella y tomé, ahí mismo, un sorbo de agua. La dejé abierta porque la tenía que tomar con pajita me explicaron…cigarro, pajita…pajita, cigarro, ¿Se entiende? me dijo la terapeuta, mirándome como todas, como boludo, además de adicto… Y también me dijo que fumara agarrando el cigarro entre el meñique y el anular.
Mi paraguas es difícil de manipular porque es casi tan grande como una sombrilla, así que tuve que hacer magia para que no se me cayera al piso la botellita.
De golpe, la mina más divina que se puedan imaginar apareció al lado mío en la cola. El agua le chorreaba por la frente, por la blusa, por la cadera. A decir verdad, tenía toda la blusa pegada al pecho. Se le marcaba todo… Ah! Qué terrible…Yo lo primero que pensé fue en fumar, nada más para calmar la excitación, los nervios…Pero no iba a empezar a mover todo el paraguas para sacar los cigarros de adentro del bolsillo y de adentro de la planilla, y menos escribir… Así que junté coraje y decidí no fumar, hasta juré para mis adentros que si me daba bola yo no fumaba más. Estaba tentado de tocarla… ¿sería por el síndrome de abstinencia? En la próxima sesión voy a preguntar. Yo la miré y empecé a chorrear sudor. Parecía que el paraguas estuviera lleno de agujeros y que yo me estuviera mojando de tanta agua que me corría por la frente y la cara… Y no hacía calor. Reconocí el síntoma y manoteé un chicle de nicotina y me lo puse. Lo empecé a pasar de un lado a otro de la boca, como nos enseñaron. Ella no tenía ningún paraguas, ni siquiera un pilot. Alta, rubia, de esas mujeres que te das vuelta para mirar cuando vas por la calle, tenía como 25 años, y estaba re buena...No sé de dónde saqué coraje, pero, pegando el chicle a un costado de la boca, la invité a usar mi paraguas. Ninguna mina me da bola, pero ella aceptó. Yo puse el paraguas sobre ella, como el caballero que soy, y quedé, ahí si, con todo el culo afuera del paraguas. Los cigarros seguro que debían estar empapados. Pero no importaba. Ahora tenía que cumplir lo prometido. No iba a fumar más. Después me dijo que tenía frío. Pasé el chicle para el otro cachete y le ofrecí mi saco.
Ella aceptó y me dio las gracias. Estaba ansiosa. Movía las manos todo el tiempo, como palpando el aire. Igual hacía yo con el chicle, lo paseaba por la boca. Yo ya estaba como loco y me di cuenta de que no me importaban nada los cigarros, ni la planilla ni nada y que quería que ella me palpara así, como palpaba el aire.
Se tocaba la pancita. Se le veía el ombligo…Ah…. Le pregunté si tenía hambre y le ofrecí un sándwich que tenía en el bolsillo, que era el mismo de la planilla y los cigarros. Tuve problemas para sacarlo, sin tirar todo a la mierda, pero lo logré.
Ella se lo comió todo, despacito. Es una mina con el sí fácil, pensé, entusiasmado… Pero al mismo tiempo que lo comía lo acariciaba. Era medio raro lo de la caricia… porque eso de acariciar la comida yo no lo había visto nunca como ningún fetiche y mirá que me como los programas de i-sat y los especiales sobre sexo que dan en el cable. Además, me leo a Donato todas las semanas, a ver si puedo aprender algo de los tipos que van al telo. Porque yo, práctica no tengo mucha. Lo mío es la teoría. Ando volando con las abstracciones. Y yo, ese fetiche, no conozco. Yo la miraba embobado. Y pensaba en otras caricias….
Se pasó las manos por el cuerpo, las piernas y el pelo. Fue como un reconocimiento que hizo. Ahorro palabras…¿Para qué les voy a decir, si ya se imaginan?
-¿Hay algo más que me puedas dar?- me dijo… ¡Sí, les juro, eso me dijo! De la impresión me tragué el chicle. Por supuesto que yo, aunque sorprendido por el éxito, porque las mujeres ni siquiera me contestan cuando les pregunto si pasó el 127, entendí la indirecta, la saqué como un caballero de la cola, ella me siguió los pasos, y me la llevé a mi casa.
Nos acostamos. Evidentemente, era su primera vez. Yo, con toda la teoría que tengo, me dí cuenta enseguida. Era medio raro en una mina así, pero entonces mi hazaña cada vez tenía mayores proporciones! Y que conste que estoy hablando de las proporciones de la hazaña, y no de otras proporciones…En esas meditaciones estaba, cuando escucho:
-Quiero más- Y bueno…
Lo volvimos a hacer. Porque yo, como dije, un caballero. Sólo la hice esperar unos minutos, minucias…
Ella más bien parecía una presa recién salida de la cárcel. Yo, un caballero, pero después del segundo, ya no podía más….Había quedado muerto…Y además, me olvidé de mi promesa, ya no aguanté más y saqué la planilla, y la llené paso a paso, mientras ella me miraba con cara de no entender... Después saqué los cigarros del bolsillo del pantalón, medio mojados, y prendí uno. ¡ Ah, qué placer ! Lo agarré por supuesto entre el meñique y el anular, como dijo la terapeuta. Me quemaba un poco, pero, era algo. En eso la miro y veo que la insaciable había fruncido la nariz, como con asco.
-Me voy- me dijo. Le di una pitada honda al cigarro como si quisiera fumarme 10 juntos y lo apagué, pero ya era tarde… Ella juntó sus cosas.
Empezó a llover otra vez. Fuerte.
Me adelanté y le ofrecí el paraguas.
Lo agarró y me pidió la botellita.
Yo se la di. Ella la empezó a retorcer con las manos, después la pisó y la tiró a la basura cuando llegamos a la vereda.
-¿Qué hacés? - le decía yo…Una y otra vez. Ella no me contestaba.
-La necesito….Yo… La botellita…
Me contestó recién después de tres veces que le pregunté, igual que cuando espero el 127. Los ojos le echaban chispas.
-La tiro, porque yo no me meto más en esa botella. Acá afuera estoy mucho mejor y soy libre. Me gusta lo que me da la vida. Pero ahora me voy a la cola a ver si consigo otro caballero que me dé más, cuando yo le pido y que no prefiera en lugar de eso escribir en una hojita y ponerse en la boca esos cilindritos blancos que largan ese olor tan asqueroso… Justo cuando hiciste eso, yo estaba por preguntarte cuáles eran tus otros dos deseos… Nosotras, ya no somos como las de antes…Concedemos deseos, pero también nos tienen que cumplir los nuestros….Y vos…
Tuvo piedad. Sin agregar más nada, se fue, bamboleando las caderas, a la cola de nuevo, y yo, metí la mano en el bolsillo, saqué los cigarros y los rompí todos. Y fui, como loco, a buscar otra botellita…
En una de esas, se me aparecía una morocha…y si no, paciencia, por lo menos dejaba de fumar…
Otros dejarán de fumar por convicción, por cuidar su salud, por los hijos…Yo dejé para no sentirme más como un boludo. Y, aunque las demás mujeres me siguen mirando igual que siempre, por lo menos, la terapeuta, no.


20 comentarios:

ro dijo...

Marple, me lo pediste y acá está. No sé si da con el nivel de calidad exigido, pero la pelea ajaajaj. Es increíble que estemos las dos al mismo tiempo en esto! Este cuento lo escribí hace tres años, cuando quise dejar y al final dejó la flaca con su voluntad de hierro y yo después de cuatro meses volví a las andadas. Pero bueno, no está muerto quien pelea así que recurrí a toda la batería de cosas que se cuentan aquí y además vi y usé todos los consejos que vi en la red, en you tube, hasta los más pelotudos y conductistas y pude dejar y eso es lo que importa. Ahora me tengo que mantener, pero no me está costando. Como dice la flaca, lo peor son esos últimos días cuando estás por, y bajaste la cantidad, pero no dejaste. Y es así,porque en realidad, cuando dejás, se banca bien. Cada tanto me tengo que decir a mi misma: No...vos ya no fumás más. Y listo, la mina ni protesta... fuerza Marple, nos hacemos el aguante mutuamente!!!

FLACA dijo...

MARPLE: Sos grande de endeveras. ¡Cuantas cosas nos unen a nosotras tres!...
ROSS: vos que me conoces sabes lo que yo fumaba.

Todavia no puedo explicarme bien como (ya saben que no tengo tildes, asi que interpreten con la prosodia lo que falta), no puedo explicarme aun, decia, como logre dejar de fumar. Ross me dio absolutamente todos los consejos certeros.Lo peor fue cuando me subia al auto despues de ocho horas de trabajo para llegar a casa; ahi se me liberaban todos los reflejos condicionados y, por acto reflejo de lo de antes, moria por un cigarro. Ahi le di con todo a los chicles esos asquerosos de nicotina que fui cambiando por los normales hasta llegar a cero. Tambien use la botellita, pero no demasiado. Lo mejor creo, para mi, fue saber que las ganas compulsivasd duran 3 minutos (eso me lo dijo Ross). Se van a reir, pero hice lo que nunca me dijo Ross que haya aconsejado hacer ningun psiquiatra: cuando ya no podia mas de las ganas de fumar me tiraba en la cama, cerraba las ventanas, pedia que me dejaran sola mientras la botellita de agua con limon colgaba prendida de mi mano derecha, y empezaba a hacer respiracion preparto, como si estuviera aguantando contracciones (jadeo e inspirar en 10m tiempos, aguantar diez y expirar en diez sin hacer aire). Eso fue excelente para mi, aunque Mariolo aseguraba que eso era el sindrome de abstinencia. Cuando pasaban los tres minutos, el deseo compulsivo ya habia cedido.
Quiero que sepan las dos lo siguiente:
1-Dejar de fumar ha sido una liberacion para mi que he empezado con la barba de choclo en la infancia, y he pasado por La Paz con y sin filtro, Republicana XXX y terminando con los Coronado y otras marcas cualunque. (Aunque no lo crean nunca le di a otras cosas que no fueran cigarros de tabaco o barba de choclo al principio, no se que gusto tienen)
2- Dejar de fumar mejoro las relaciones fundamentalmente con mi hija, a quien las maestras (y en honor a Marple no voy a hablar mal de ellas), le hicieron odiar el cigarro, desde el Jardin de Infantes Nivel 2 hasta este momento en que ya es Licenciada pero en eso no ha mejorado ni la carrera le ha servido para no joder con ese tema.
3- Dejar de fumar me ha generado un gran ahorro y una mejora en la calidad de vida: con esa plata pago una señora que limpia mi casa tres veces por semana y ya no lloro como lo hacia los domingos mientras lavaba los pisos y limpiaba lo que no podia en la semana.
4- Cuando salimos y Mariolo esta como desesperado para salir a fumar, yo me siento ajena a eso, totalmente liberada y siento lastima de el.
5-No me tiento ni aunque me dejen 5 cajas de Coronado arriba de la mesita de luz.
6- No voy a mentir: a veces me dan ganas de fumar. Yo misma me sorprendo: nunca siento ganas compulsivas cuando estoy angustiada o estresada, sino en los momentos de sumo placer. Por ejemplo, me siento en el living con un cabernet sauvignon de buena calidad y siento y me digo "como me fumaria un cigarrito ahora"; llego a las vacaciones, voy volando a la playa, despliego la sillita, me siento, miro el mar, le tomo la mano a Mariolo, sonrio y pienso:"como me fumaria un cigarrito". Las otras ocasiones no se las cuento, aunque se que es facil imaginarlas. Por eso les digo, muchachas, GUARDA CON LOS EXCESOS, a esta edad pueden causar tantos o mas estragos que la nicotina.
7- Con lo que nunca he podido -eso si no lo puedo creer- es con la comida. Asi estoy.

Para terminar MARPLE Y ROSS, no me aflojen, muchachas. Se que ustedes pueden eso y mucho mas, son mucho mas fuertes que yo. Vamo'arriba.Vamo.Para dejar de fumar le dan a "la botellita" o lo que se les plantifique al lado - lease el Carli o C.H. respectivamente- pero NO ME AFLOJEN,carajo.Ustedes tienen recursos de sobra, lo se. Y pueden.

ro dijo...

jaja, brillante. Tenés que postear todo esto!!! Besos y gracias

ro dijo...

Marple???

Marple dijo...

perdón Ro.
Me estoy desatando las manos para poder escribir, jajajaj.
Gracias por el cuento,lo leí en facebook y me encantó y además quería que aparecieras de nuevo por acá .
Ta. No es la primera vez que intento dejar de fumar.
He probado los chicles que son un asco pero no la de la botellita.Me faltan los parches y algún medicamento que recomiendan los médicos y que enriquecen a los laboratorios. Eso de los tres minutos me parece sensacional .
Me voy leer todo lo que encuentre en la red y hasta tengo el propósito de escribir para mí una especie de novelita corta: "El cigarro y yo"
Es decir, por qué empecé a fumar es importante. Lo peor es que el comienzo de mi relación con el tabaco está unido a recuerdos muy felices. Con mis hermanos hacíamos cigarros de barba de choclo y...de hojas de parra!!!!después , ya en grupo de jóvenes era maravilloso hacerme la cancherita con cigarro en mano. Nadie sentía culpa, era algo que se compartía.
Ahora yo digo: ¿por qué recién ahora (los últimos años) el mundo se dio vuelta y empezó la lucha contra el tabaco...ejem...¿las tabacaleras estarán invirtiendo en otra cosa?
No hay caso, no se puede nacer en un siglo y continuar la vida en el siguiente. Somos unas sobrevivientes de la Historia, por eso y por otras cosas. jajajaj.

Por ahora esas son mis reflexiones sociofilosóficas, pero el hecho real es que empecé a fumar de nuevo después de muchos años de no hacerlo cuando tuve que volver al pueblo. Mi razón me decía que era lo mejor para nosotros pero evidentemente mi corazón se quería quedar en Montevideo.
ejem... cualquier cosa sirve para buscar la gran excusa:)

Un abrazo grandote para las dos.

ro dijo...

Ah! así que esto fue una triquiñuela ajaj!!! para hacerme volver! Yo no lo publiqué acá porque ya lo había hecho!
Mirá Marple, fumar es divino, después te voy a mandar el enlace por face de lo que vi yo, que es un tipo que habla y habla durante 10 capítulos y que al menos me ayudó a dejar, capaz que para no volverlo a escuchar, no sé...
Me encantó el método de la respiración y seguramente es m.bueno flaca. Nos habían dado un disco para hacer ejercicios respiratorios ahora que me acuerdo. Pero no sé qué será de él...
Lo de la botella funciona, Marple. Siempre que tenga sorbito, claro, y de paso vas eliminando nicotina.
Nunca usé parches ni chicles, no sé cómo son. ¿En cuántos estás? o Ya dejaste todos?
Uno asocia el cigarro con toda clase de experiencias felices, pero lo lindo son las experiencias,y no necesariamente el cigarro. Ves? Me funciona todavía la autosugestión. Pensar una y otra vez: No, yo ya no fumo, frente a la oleada de ganas, me ha servido. Y el Clorhidrato de bupropión. La verdad es que me hizo bien... Besos a ambas

FLACA dijo...

Te lo digo hoy de vuelta:
VAMO' ARRIBA ROSS.NO ME AFLOJE, QUE USTED PUEDE.

Se que ayudaras a la Marple a seguir los pasos que tan bien sabes y a darle animos para animarse a fumar el ultimo.

He compartido con Marple lo de la barba de choclo por tener hermanos varones. Creo que todas empezamos a fumar por lo mismo: aun no existia Tabare para cuidarnos y decirnos que eso era espantoso y que eramos suicidas y asesinas(se los dije: nunca mas vuelvo a votar a un medico).¡Con lo lindo que era fumar!...jajajaja

Marple:
Te dejo algunos consejitos en tu blog.

Besos a ambas valientes.

andal13 dijo...

Mirá quién apareció, con el pucho apagáu en la oreja y el pastito tierno entre loj diente...

juan pascualero dijo...

No voy a comentar mucho la dejada de fumar porque hace tanto que dejé que casi ni me acuerdo. Si sé que me sirvió de mucho aceptar que en mí convivían por lo menos dos personas y que decidí respetar al tipo inteligente que decidió dejar y no darle bolas al imbécil que quería fumar.
Sí quiero decir que es algo muy bien escrito y muy real. A propósito, ¿En qué parada se aparece la genia?

ro dijo...

Andrea, viste que sigo rondando...pese a mis ausencias? Y sí, pero ha comenzado la onda de comerse todo!!! ¿Cómo se para esto?
Juan Pascualero, efectivamente, eso de la falta de inteligencia de seguir fumando, una vez que uno sabe bien lo que pasa si seguís, fue uno de los argumentos más fuertes que pesaron en la decisión. El asunto es ahora no ser poseída en un momento de descuido por mi otro yo!! Por ahora, vamos bien.Besos

Santiago Emanuel Vega dijo...

Sólo puedo admirar la espontaneidad casi teatral y tan viva de este cuento, bastante coloquial para mí que soy un estilista perdido por Borges, pero aún así me atrapo. Admiro también, y ya te lo dicho, la inspiración inmediata que tenés, como Marquez, es impresionante, te leo y es tan continuo y fluído, lo haces muy accesible, digamos.
Besos, tas pasada de talento!!! jajajaj

Anónimo dijo...

Mire que había sido exagerado, Santiago!!! Muchas gracias por tanto elogio. Se te extraña por acá! Yo tampoco ando mucho, pero vos todavía menos! Cuando puedas contame por mensaje interno en face o por mail en qué andas. Besos, Rossana (Firmo como anónimo, porque no tengo ganas de abrir la cuenta)

Marple dijo...

Ro:
se le terminó la licencia a my husband así que vuelvo a los blogs amigos.
Fumo menos, pero fumo:)
Creo que voy a ir a un grupo de ayuda.
Gracias a vos y a la Flaca por todos los consejos.

un beso

jordim dijo...

gran texto, sisisii.

FLACA dijo...

¿Y como andamos con el pucho?...

ro dijo...

Como una diosa (nada de puchos en el Olimpo) ejje

ro dijo...

Kilos y más kilos sí, porque en el Olimpo se come demasiado bien...

Anónimo dijo...

En estos momentos de mi vida (cuatro meses y pico), después de haber estado internada por esos momentos, me han aconsejado (los Médicos, Siquiatras y Psicólogos), que no lo deje.
Primero tengo que ir dejando otras cosas y aprender a vivir sola y eso a mi edad, es muy difícil.
Por eso, lo primero es lo primero.
Yo fumo muchísimo desde hace el tiempo mencionado. Cada vez más...pero qué voy a hacer. Es la vida que nos toca a cada uno.
Pero como hace mucho que no entro a los blogs, hoy me encuentro con este relato maravilloso!!!
Entonces te digo, que mi intención era muy otra.
Simplemente decirte y desearte un muy, pero muy ¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!. Y como la estética no hace a la persona, festejalo comiéndote TODO!
Un gran beso en este día y que perdure siempre......
Bea

Anónimo dijo...

EDITORIAL PORTILLA FOUNDATION
Lo invitamos a unirse a la EDITORIAL PORTILLA, una editora sin fines de lucro, las ganancias de la editorial serán invertidas en la lucha contra la Diabetes. Aquí los escritores podrán publicar sus obras por el Internet y en las cadenas de librerías en los cinco continentes sin costo alguno. No rechazamos a nadie porque creemos que todo pensamiento merece ser preservado para las futuras generaciones. Todos los escritores recibirán en 50% de las ganancias por el Internet y el 10% por las ventas en las librerías. Tenemos varias convocatorias para concurso. Visite nuestra página web: www.editorialportilla.com o envíenos un correo a: editorialportilla@hotmail.com
Saludos Cordiales; Dr. Oxel H. Portilla: Presidente.

Beatriz Barrios dijo...

Después de todo lo que he pasado y creo que tu sabés, prefiero seguir con el cilindro en la boca y no empezar con la botellita.
Sé que tenés muchas seguidoras que admiran tu botellita. ¿De qué te sirvió? De gastar neuronas en chimangos, sobretodo en algunas seguidoras que no son lo que dicen ser.
Por eso yo, con todo respeto, admiración y fidelidad a mis amistades, hoy 5/6/12, te quiero mandar un beso enorme (con humo), que traspase la pantalla de la PC.
¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS AMIGA!!! te lo desea Bea