sábado, 24 de mayo de 2008

Tacones lejanos : la novela de la tarde...Ilustra Andrea Albarenga


Acá salió el primer capítulo del Teleteatro: "Tacones lejanos"
Espero que Julio César Castro, si volviera a vivir, no quisiera morirse de nuevo, al leerlo.
Se hizo para ser continuado. Lo actualizo la semana próxima con vuestros aportes.

La punta del zapato de raso violeta dio un escueto paso hacia abajo en la escalinata de mármol.
Luego la punta del otro zapato, también de raso y también violeta dio un paso hacia arriba en la escalinata de mármol.
Eso la ponía en una posición difícil.
Tanto que, sin duda, la otra punta del zapato hubiera acompañado el movimiento de la segunda, pero entonces escuchó una voz que la detuvo:
- Ligeia Pálida Ortopédica, querida, tú eres la mujier de mi vida... ¡Déjame ya!
El zapato- inmutable- pareció entonces tan de mármol como la escalera- pensó Volcánico Granítico Lapsuslingûe -.Su pensamiento preclaro hizo entonces un distingo pertinente: Para mármol, más bien era díficil el violeta... Fue apenas una digresión. Luego de reprimir varias divagaciones más, insistió buscando que el zapato -conmovido- bajara en su dirección. Haciendo honor a su apellido le dijo:
- ¡Déjame ya, y para siempre...!¿qué haría ió si tú existieras?- De inmediato se corrigió: ¡Cásate conmigo para siempre! Qué haría ió si tú no existieras, mi paliduchia, ah?
La voz de ella le llegó como de muy lejos... Sólo se escuchaban sus tacones lejanos....Más precisamente, ella ya estaba en su cuarto.
Con la puerta cerrada. Pero como no era maleducada contestó:
-Nasdlfj.
Y naturalmente, Granujiento- como ella le gritaba en su éxtasis amoroso- no entendió nada. ¿Qué no me has dichio? gritó desde el pie de la escalera, cuando en realidad quiso decir:
-¿Qué dijiste?
Entonces fue ella quien no entendió nada. Se sentía miserablemente lejos de él, a dos pisos de distancia. Ahora él tendría que tomar una decisión....¿Qué haría con su vida? Seguir esperando a Ligeia Pálida Ortopédica al pie de la escalera o dirigirse a la cocina a buscar el consuelo de la muchacha sordita que había contratado su madrastra? ¡A ella seguramente no le importarían sus lapsus! Después de meses de desasosiego, una mirada ilusionada apareció en sus ojos
En el televisor se escuchaba la canción: "Mujier, mujier...si puedes tú con Dios hablar..."
En la cocina, Excluida Hermana Natural daba vuelta la tortilla, canturreando disimuladamente: - "Si puedes tú con Satán hablar....pregúntale si...."
CAPÍTULO 2
(Escrito por Andal13, Andrea Albarenga, de Ajo y agua)
Ágata Amatista Ámbar enredaba sus dedos en las varias vueltas de su collar de piedras semipreciosas; era el único movimiento perceptible en su estatuaria figura, de pie en el balcón de mármol de su alcoba. El sonido de los abalorios se mezclaba con el baile flamenco que hacían las gotas en la fontana del jardín. El pensamiento de Ágata Amatista Ámbar, lejos de parecer inmóvil como su cuerpo, parecía estar entrenando para el rally París-Dakar: las ideas corrían a gran velocidad, incansables, venciendo cualquier obstáculo. Y el obstáculo era esa maldita Ligeia Pálida Ortopédica... esa perra patiestevada.Pero no sería un obstáculo por mucho tiempo más. El plan en la cabeza de Ágata Amatista Ámbar estaba a punto de ponerse en marcha. Volcánico Granítico Lapsuslingüe sería finalmente suyo...
24 de mayo de 2008 23:31

60 comentarios:

andal13 dijo...

Ágata Amatista Ámbar enredaba sus dedos en las varias vueltas de su collar de piedras semipreciosas; era el único movimiento perceptible en su estatuaria figura, de pie en el balcón de mármol de su alcoba. El sonido de los abalorios se mezclaba con el baile flamenco que hacían las gotas en la fontana del jardín.
El pensamiento de Ágata Amatista Ámbar, lejos de parecer inmóvil como su cuerpo, parecía estar entrenando para el rally París-Dakar: las ideas corrían a gran velocidad, incansables, venciendo cualquier obstáculo. Y el obstáculo era esa maldita Ligeia Pálida Ortopédica... esa perra patiestevada.
Pero no sería un obstáculo por mucho tiempo más. El plan en la cabeza de Ágata Amatista Ámbar estaba a punto de ponerse en marcha. Volcánico Granítico Lapsuslingüe sería finalmente suyo...

SUSANA dijo...

gSigilosa, Excluida Hermana Natural daba vueltas la tortilla como planeaba hacerlo con su vida. De tanto en tanto, palpaba en el bolsillo de su raído y floreado batón, el secreto de su éxito y una sonrisa asomaba en la línea de sus labios descoloridos.
- “Si puedes tú con Satán hablar…pregúntale si…te podrá salvar de míiiii” –
La mosca mientras tanto no dejaba de girar en derredor de la tortilla, ignorando el peligro por completo. Y en la última vuelta de su circuito, encontró la muerte despiadada a manos de Excluida. Unos pocos y certeros golpes de cuchillo la convirtieron en adobo y pasó rápidamente a confundirse entre las doradas papas. El almuerzo estaba listo.

andal13 dijo...

Excelente!!! Se animó Susana...
Lo bueno es que le dio sazón a la comida...
Cuidado con las Excluidas... nunca se sabe en qué momento se dará vuelta la tortilla!!!

"Cuando querrá el Dios del cielo
que la tortilla se vuelva,
que los pobres coman pan
y los ricos, mierda, mierda...!"

FLACA dijo...

Accedo mate en mano a esta pantalla con la misma fruición que a mi habitual, consabido y vital teleteatro brasilero. Casi les diría que están a la altura de "Corpo a Corpo", uno que vi hace mil años y que ha sido el mejor de todos ellos.
Ross: ¡bien ahí!... Te dejé mensaje en lo de Andrea.Besosssss

Ro dijo...

Andrea, ya te dije por otras vías que esa Ágata trae cola!
Susana, festejo a todo tambor que te largaste. Buenísimo!!!! Me encantó. Especialmente el detalle de la mosca picada me pareció una exquisitez de la venganza...Veremos qué ocurre ahora.
No puedo decir lo mismo de tí, flaca. Ya nadie te cree que no podés escribir. No seas ladina, Marquesita, y dale! No nos dejes colgadas en ésta, que sos conocedora...De brasileros la única que sabe sos vos!
Te estamos esperando al firme.
Besos a las tres damas

Germán Ulrich dijo...

Hola Ross, vengo a aceptar el convite. Estudiaré el caso e intentaré encontrar la manera de seguirles el ritmo, pese a que la única novela que vi en mi vida fue El derecho de nacer, hace como 30 años. Un beso.

andal13 dijo...

Albertico, hijo mío!!! Mirá el pasado del Ulrich!!!
Jijiji...

FLACA dijo...

Mi amiga querida y del alma: por ahora no puedo, no puedo pensar.¡Así me tiene el hambre!...Tan fuerte no soy para poder con todo. El post que acabo de colgar se los dedico a vos y a Andrea íntegramente.

TOROSALVAJE dijo...

Me abstengo.

Leo y aprendo. Mucho.

Besos.

andal13 dijo...

Pasen y vean la poesía gauchesca que el Tata le dejó en su blog al insufrible gaucho patarrajada!

FLACA dijo...

Volcánico Granítico Lapsus Lingüe dudaba. Sabía muy bien que con sólo rozar la moña del delantal de Excluida Hermana Natural obtendría lo que su cuerpo abandonado y despechado le pedía. Aunque no era a ella a quien amaba, ya no podía aguantar más tanto fuego sofocado debajo de esa fachada de hombre serio. Añoraba tristemente aquellos días en que Legeia Pálida Ortopédica se metía atrevidamente en su cama de soltero atacándole intempestivamente , sorprendiéndole a oscuras en las noches de verano y ahogando sus gemidos con sus besos. Intentó acercarse a la sirvienta, desatarle el delantal y asaltarla con su cuerpo; pero no pudo, el olor a tortilla lo empujaba hacia atrás y lo paralizaba, tal era la repulsión que sentía por la tortilla; de sólo pensar en esa mezcla de papas con huevos se le retorcía el estómago. De todas formas Excluida sólo le interesaba para desfogarse; el amor de su vida estaba allá,imposible y lejano, dos pisos más arriba.

-Esmérate en la comida –dijo recomponiéndose con tono circunspecto-, hoy almorzarán aquí las señoras Ortopédica y Ámbar y les encanta la tortilla.

Pero Excluida no le oyó, porque ella era sorda. Tampoco se inmutó cuando por el rabillo del ojo le vio venir. Siguió cantando como si nada. Tarde o temprano ese hombre sería suyo y nada podría contra eso, ni la indiferencia querendona de Legeia Pálida Ortopédica, ni la pasión enfermiza de Ágata Amatista Ámbar.Ella sabía esperar y sabía que lo que tocaba con fruición en su bolsillo significaba el pasaporte a la felicidad. No le importaba ser sorda ni pasar inadvertida por todos , olvidada y desechada en la cocina; eso justamente le permitía cocinar y servir la tortilla en el almuerzo de ese día.

La venganza es un plato que se sirve frío, pensó.

Mientras que su canto evocaba a Satán , su mano palpaba el contenido del bolsillo y su rostro parecía el de una sorda mojigata virginal, pensaba en el ansiado momento en que Ágata y Legeia cayeran muertas fulminadas por la tortilla al ingerirla. Volcánico al fin sería suyo,sauyo para siempre, suyo entero todo, y todo su dinero. Nada le importaba que él se equivocara cuando hablaba, que en lugar de una cosa dijera otra, si total ella era sorda. Su imaginación volaba mientras daba vuelta la tortilla con fruición y casi podía sentir como real el aliento de él en sus labios, su rostro granujiento pegado al suyo, sus manos resbalando por su piel y cayendo lentamente por sus caderas y esa relampagueante sensación del deseo satisfecho. Sacó la mano de su bolsillo y agregó a la tortilla las tres onzas de solimán, el acero molido, los ojos de víbora y la sangre de un alacrán vivo que hacía tanto tiempo guardaba esperando esa comida.

De nada le valdrían a Amatista Ágata sus collares de piedras semipreciosas ni a Legeia Ortopédica sus brillantes y marmóreos zapatos violetas.

FLACA dijo...

Hasta aquí llegué, no me pidan más. Y no dirán que no le puse voluntad. Estoy cansada de últimamente ser toda voluntad. Me siento como los tres pobres niños de la Parábola de la Pampa de Granito. María Flaca Dietética.

Le Santi dijo...

¿Cómo carajo puede escribir uno algo después del teleteatro de la Flaca? Brillante. Y el episodio de Susana, y el de Ro, y el de Andrea? Es demasiado. Felicito a Germán que se va a animar. Estas minas son especialistas en el género. No tengo formación para esto...

andal13 dijo...

A la pucha con la Moriana Flaca Dietética... Reíte de Corín Tellado!!!

Esto se picó!!!!

Ágata Amatista Ámbar dijo...

Pobre sordita cantora... se cree que sus torpes proyectos podrán interferir en mi PLAN MAESTRO!!!

Juajaja... juajajaja!!!!

andal13 dijo...

Ágata Amatista Ámbar salió de su alcoba, cerrando tras de sí la puerta. Caminó por el largo corredor, bajó la escalinata y se dirigió hacia la puerta. El Mercedes Benz y su impecable chofer Automático Mercedario Benzina la estaban esperando; Ágata Amatista Ámbar valoraba –y exigía– la puntualidad. Ascendió al vehículo y esperó que Automático se sentara al volante y pusiera en marcha el coche. No le indicó el destino, porque el eficiente chofer ya lo sabía de antemano.
Enfilaron por la Avenida de los Cerezos en Flor hacia la morada de Ligeia Pálida Ortopédica; su entrañable enemiga y el prometido de ésta, el sensual y codiciado Volcánico Granítico Lapsuslingüe, la esperaban para almorzar.
Los portones de la mansión de Ligeia se abrieron automáticamente ante la llegada del automóvil conducido por Automático; el coche se dirigió hacia la marmórea y nívea morada por el camino bordeado de buganvillas y se detuvo ante los escalones de mármol impoluto que conducían a la imponente puerta. Automático Mercedario Benzina le abrió la puerta del auto a Ágata Amatista Ámbar, quien descendió con su innata elegancia de rancio abolengo; el intercambio de miradas entre ambos fue tan breve que duró lo que el aleteo de un colibrí. Ágata Amatista Ámbar se dirigió hacia la puerta; el repiqueteo de sus tacones de aguja sobre el mármol de la veranda era seguido rítmicamente por el entrechocar de las piedras semipreciosas de su collar. Su mano tomó el llamador de bronce, y lo golpeó, produciendo una suerte de tresillo, que repercutió en el vestíbulo en penumbras.
Mientras esperaba, Ágata Amatista Ámbar creyó percibir un sutil aroma de tortilla.

Ro dijo...

Valió la pena esperar a la flaca, eh?! Esto se está poniendo impecable. Cruza de Juceca y teleteatro venezolano, lo podemos patentar!
Eso sí...El Santi me ha dejado un poco triste ¡Qué es esto de no participar! No es lo mismo la joda si él no está, verdad, chicas...A ver a coro: ¡Santi!,Santi!,¡Santi!

Le Santi dijo...

Con los ojos inyectados en espesa y roja sangre, Esperpéntico Ñu, el repugnante y deforme jardinero de la inconcebible y estruendosa mansión de los antepasados de Ligéia, espiaba furtivamente a los visitantes que trasponían el señorial portón esa ominosa tarde cargada de presagios. A través de los podridos visillos de su destartalada choza enclavada en lo más profundo del aristocrático y victoriano parque de los Estiratti Chetunni, su mirada se clavaba como una estaca de ébano cargada de inmemorial odio, sobre los distinguidos y elegantes contertulios a medida que iban llegando. Afilaba entretanto una enorme y oxidada guadaña para mantener sus manos ocupadas y evitar tocarse, como le ocurría siempre que la ansiedad lo dominaba cual rinoceronte maltés en celo.
Sus pensamientos volaron cual albatros de la Antártida.
En lo más hondo de su negro corazón, su rencorosa alma de rústico villano, heredera de siglos de humillaciones de sus antepasados siervos de la gleba, se negaba a olvidar el aciago día en que siendo él un pequeño y piojoso párvulo, el Coronel Analicio Estiratti, abuelo de Ligéia habíale cruzado la cara de un oprobioso fustazo a Oligofrénico Ñu, su propio padre, a la sazón mozo de cuadra del arrogante Coronel. Propinóle el mencionado soldado el humillante golpe al padre de Esperpéntico ante las miradas temerosas de toda la servidumbre por el único pecado de habérsele escapado un sonoro pedo durante la visita del Cónsul Francés, Mr. Soret Le Put.

Desde entonces Esperpéntico, ocultando los torvos pensamientos entre las plantas traídas de la India, vivió alimentando su odio con oscuras hieles y criando su venganza como se cría a un hijo idiota. Pasó años regando los crisantemos y su agazapado resentimiento. Años podando las hojas de los parterres que formaban el antiguo y versallesco laberinto dentro del cual las damas de la familia palpitantes debajo de sus enaguas daban rienda suelta a sus bajas e incestuosas pasiones en libidinosa complicidad con sus primos y hermanos mientras él, Esperpéntico, observaba oculto entre las ramas, masturbándose. Años rumiando cual bisonte del Cáucaso su ansiada venganza, venganza que hoy, con la llegada de Ágata Amatista Ámbar, se hacía más y más cercana, más deliciosamente dulce, más eróticamente posible.

Dejó esperpéntico a un lado la guadaña con artero gesto de gitano vagabundo y enigmática sonrisa de corredor de seguros.
Se apartó de su puesto de observación con felina suavidad, y tirándose un pedo en honor de la figura paterna, miró a su gastada y horrenda esposa , Reventada Lacaya, y le espetó con ronca voz, cual puñalada trapera un día de noviembre:
-Oye tú, Reventica, pequeña y deforme yegua, apúrate con ese potaje que acaba de llegar Ágata Amatista Ámbar.

Ro dijo...

Automático Mercedario Benzina llevó instintivamente la mano a su automática pistola. Es que la rendija de la puerta dejaba escapar unos efluvios....y la tortilla se convirtió entonces para Automático Mercedario Benzina en lo mismo que las magdalenas para Marcel Magdaleno Proust...Una gota de sudor recorrió su piel negra...No había duda...Esa tortilla...Ese olor a tortilla....Solamente unas manos podían hacer esa tortilla: Las manos de aquella mujer que lo había amado cuando él era apenas un crío, la mujer que lo había iniciado en el uso de la palanca de cambios, la mujer que lo había arrinconado contra el capot aquella fría tarde de invierno y le había revelado aquel terrible secreto...Ella, la única: Excluida Hermana Natural.
Aguzó su vista para mirar por la cerradura y no pudo reprimir una sonrisa cuando la vio espolvoreando mosca picada y alacrán en la tortilla. Siempre la misma, esta Exclu, pensó. Se remontó al pasado. Aunque quedara lejos y un poco alto, igual se remontó. Gracias a las virtudes de Excluida Hermana Natural, y con un poco de nafta para disimular el alacrán (que tiene olor parecido al ajo), habían logrado juntos sacer de la ruta a su vieja patrona, Esmeralda Verde Turquesa, la madre de Agata Amatista Ambar, que lo tenía justamente verde pidiéndole amor. Todo tiene un límite- pensó Automático, tanteando otra vez su pistola...No dejaría de usarla si comprobaba que Excluida pensaba matar a Ágata con una de sus tortillas... Excluida Hermana Natural dejaría pronto de ser su hermana, pensó Automático mientrás tanteaba su pistola. Si. Otra vez.

Ro dijo...

Santi, su teleteatro es imponente. Me estoy matando de la risa y no puedo parar. No lo vi antes de publicar el mío porque se ve que los dos estábamos escribiendo almismo tiempo. Si no, no hubiera perpetrado el mío. Aplaudo de pie, sus innovaciones en el género, especialmente las gasificadas venganzas, verdadero hallazgo. Besotes. Me alegro de que tengas compu.

Ro dijo...

Mientras en el viejo castillo de Rouens, el Sr. Soret Le put, rememoraba la sonoridad de aquel pedo, Excluida, en la cocina de la mansión, dejaba escapar uno en la cocina, como toque final para la recién terminada tortilla. ¿Aquel deseo irrefrenable de gasificar sería genético?
¿Sería Excluida hija, madre, hermana o tía natural de Esperpéntico o ambos habrían comido guiso de porotos con boniato la noche anterior?

andal13 dijo...

Ante el sonido del tresillo, Violeta Parecida Sosías, la mucamita, se dirigió hacia el vestíbulo; se detuvo un instante para retocar la ya impecable inmaculada impoluta cofia frente al espejo veneciano, sin percibir, como jamás había hecho, su innegable parecido con Ligeia Pálida Ortopédica, su histérica patrona.
Sabía que ese irritante tresillo de éneo resonar había sido producido por el reptil ofidio que respondía al nombre de Ágata Amatista Ámbar; no tuvo en cuenta la mucamita que los reptiles ofidios carecen de manos que percutan llamadores de bronce en las impecables inmaculadas impolutas puertas de las mansiones. Su ignorancia zoológica no le impidió abrir la puerta. Allí estaba, fría gélida helada como siempre, la estatuaria Ágata Amatista Ámbar con su sempiterno collar de piedras semipreciosas.
-Buenos días, señora- dijo mientras se hacía a un lado.
-Buenos días, Lupita- respondió la visitante, entrando con su porte mayestático al blanco níveo albo vestíbulo.
Violeta Parecida Sosías no la corrigió; jamás había entendido por qué la mejor peor amiga de su patrona la llamaba siempre por otro nombre. ¿Ignoraba acaso que para las personas como Ágata Amatista Ámbar el personal de servicio es impersonal? Desde la aristocrática altura, las mucamas, mayordomos, cocineras, doncellas y jardineros se ven todos iguales, como resultan iguales todas las ostras, todos los langostinos, todas las trufas y todos los chinos. Lupita Lentecita Óptica era el nombre de la mucama que abría la puerta de esta mansión en la época en que Ágata Amatista Ámbar comenzó a visitarla, cuando aún venía en los brazos de su niñera de turno, acompañando a su madre, Esmeralda Verde Turquesa, la mejor peor amiga de Berenice Lívida Ortodoncia, madre de Ligeia Pálida Ortopédica. Desde aquel entonces, para Ágata Amatista Ámbar la mujer que abría la puerta era Lupita, sin detenerse a pensar que ahora Lupita –si aún viviera- debería tener más de 70 años, y parecía de 19 recién cumplidos.

Ro dijo...

Otra vez esta yeguahumana- masculló el Ama de llaves Antonia Antónima Oximorónica que apareció por atrás de Violeta Parecida Socías...Acto seguido,empezó a sacudirle el llaverío en aquella nariz gruesa y afilada. Después de todo, por mucho o poco que sacudiera o dejara quietos los collares, Ágata no iba a tener acceso jamás a la pequeña llave del cofrecito de los secretos de Ligéia Pálida Ortopédica. Antonia Antónima Oximorónica le dijo con amargo dulzor:
- La acompaño a la sala
Llaves y collares sonaron al mismo tiempo al iniciar el recorrido blanco níveo e inmaculado que las llevaría a la sala. Pero en ese mismo instante, tocaron a la puerta
Antonia Antónima Oximorónica giró en cámara suavementeveloz y vio que su DivinoEsperpéntico asomaba su atroz y atractivo perfil y frente y ya no pudo más. Cayó desmayada a los pies de Violeta, Ágata y Ligeia. LLegaron corriendo despacio Lacaya, Automático y Excluida. Todos empezaron a tantear el cuerpo de Antonia. En sus ojos se notaba cuán un pito les importaba Antonia. Buscaban la llave, pero tenía tantas... Todo era inútil.
Esperpéntico entonces se agachó, y le sacó la llave de entre sus dos fantásticos y ya frecuentados senos. Festejó como acostumbraba. Agachado le fue fácil
MIró intensamente triunfante a Ágata, se pasó la llave por sus labios y se la metió en la boca, con ojos de lúbrica invitación.
- Basta de afilar la guadaña, basta de placeres solitarios...Ahora serás mía, Agata!
Su esposa, Reventica, a sus espaldas, indignada y celosa, le dio un golpe y Espepéntico tragó, sin querer, la llave. Todos sus sueños de que Agata la retirara- slurp- de su boca a lenguetazos, murieron en ese preciso instante.
Por eso los vecinos llamaban cariñosamente a la mansión:
La estruendosa
En eso estaban cuando Antonia despertó:
-¿Quién soy - dijo - qué lugar es este tan inmaculadamentenegro?
MMM...Aquellas virulentas antonimias tendría algo que ver con Volcánico Granítico Lapsuslingue?

andal13 dijo...

La incoherente frase prorrumpida por Antonia Antónima Oximorónica desencadenó una reacción diferente distinta desigual en cada uno de sus atónitos escuchas: Ligeia Pálida Ortopédica se deshizo en su habitual profusión de secreciones de las glándulas lagrimales, sin que nadie, ni ella misma, entendiera el por qué; su otroyó Violeta Parecida Sosías pensó con disgusto que la bruja arpía maldita por mucho que se hubiera desmayado, la mandaría a limpiar el inmaculado impecable impoluto piso de mármol manchado por las secreciones de las glándulas salivales del esperpento ése de Esperpéntico; Automático Mercedario Benzino, reaccionó automáticamente como lo hacía siempre: su mano experta apretó su pistola automática Browning; Excluida Hermana Natural, que sólo veía la escena pero que no la escuchaba, automáticamente hizo el mismo gesto, sólo que su mano apretó el frasco de veneno que aún llevaba en el bolsillo de su delantal –su cultura televisiva se limitaba a las telenovelas que miraba sin entender una sola palabra de lo que ocurría, lo que era mejor, porque sus diálogos mentales eran mucho más creativos; su total desconocimiento de las series CSI, CSI Miami y CSI New York le impedía saber que tenía que deshacerse de toda evidencia incriminatoria que la vinculara con los homicidios que aún no había cometido-; Esperpéntico Ñu Horribilis se deshacía en secreciones corporales: lágrimas por la torpeza cometida y la esperanza perdida, saliva, jugo gástrico y bilis por la ingestión de la llave, y orina porque sabía que su imperdonable error no sería perdonado ni quedaría impunemente sin castigo; su mujer, Reventica Yegua Equina relinchaba su odio al comprender la traición engaño cornamenta de la que era víctima, aunque su marido sólo la engañara con la imaginación y algún que otro fluido corporal; Ágata Amatista Ámbar, a quien todas aquellas gentes o lo que fueran le importaban nada, refrenando el tintineo de las piedras semipreciosas de sus collares y la alocada taquicardia de su pétreo corazón, se dirigió sigilosamente fuera del vestíbulo.
En alguna habitación de la mansión estaría, ajeno a toda la vulgar escena, el más hermoso, el más viril, el más aristocrático, el más acaudalado y el más estúpido de los hombres, que valía su peso en mármol de Carrara: su amado apreciado adorado Volcánico Granítico Lapsuslíngüe....

andal13 dijo...

Fe de erratas: donde dice "Reventica Yegua Equina" debió decir "Reventada Lacaya Equina"

lara dijo...

Nunca más me río de los que se enganchan con las novelas... yo estoy acá, apasionada, no puedo despegarme de la pantalla...

Ro dijo...

Todo sucedió entonces en cámara rápida: Ligeia Pálida Ortopédica, que sí tenía western y seriales encima, desenfundó como el cowboy parado al final de la calle desolada donde ruedan arbustos bajo el sol de Texas...y no fue un arma lo que brilló bajo la araña de caireles del vestíbulo. NO. Ligeia empuñaba su pierna de acrílico y con ella asestó un tremendo golpe al Ama de LLaves Antonia Antónima Oximorónica. El golpe le devolvió la memoria al instante y también recordó que le debían el medio aguinaldo.
Desdichadamente, con el envión que traía le pegó en la pera a Excluida y con semejante golpe volaron de su bolsillo algunos restos de solimán, pata de alacrán, y también quebrapedra, porque antes de quedar con la mándibula quebrada Excluida tenía cálculos en los riñones...También volaron de dentro del bolsillo del delantal, unas fotos de Volcánico llenas de corazones fucsias y brillantina. Cuando la última foto caía sobre el ya no tan níveo piso, lleno ya de pegotes y yuyos varios, una de las cuerdas vocales de Excluída que estaba apresada por la articulación de la mandíbula se liberó y ella pudo por fin emitir un sonido que fue:
- Ay!
Luego cayó desmayada de nuevo encima de la ama de llaves que perdió otra vez la memoria, sin cobrar el aguinaldo. Fue entonces que se escuchó la voz de Volcánico desde la cocina que decía:
-¡Por fin! Tortilla...MMmmdm...mmm..d.jjljdfm ¡Qué rica que está..mmsdj...niamniam...!
Luego se escuchó un golpe y nada más.
Un escalofrío corrió por la espalda de Ägata.
Un presentimiento.
Un mal aguero...
Un dolor en el vientre...
NO hizo falta más
Rajó para el ñoba

andal13 dijo...

JAJAJAJA!!!!
Impresionante, Ro!!!!
Un par de muertos más, y reíte de Hamlet!!!

FLACA dijo...

En eso estaba pensando, que esto debía terminar como una tragedia griega o de Shakespeare, todos muertos.

FLACA dijo...

Tratando de elevar un poco el estilo, hoy me voy a ver el Arthur Miller del Gordo.Dicen que está en la cumbre del estrellato. Besos.

Le Santi dijo...

Pero dejate de joder con Arthur Miller Flaca!!!

Rossana que ni ni no!!!!
Presionante. Sácome todos los sombreros habidos y por haber.
Nos hemos cagado de risa. Brillante!! Esa cuerda vocal apretada!!! ese humor ya más que negro!!
Eso sí, terminó la telenovela. Hay que partir para otra.

FLACA dijo...

Pasé con el mate a dejarte mi saludo dominguero y mañanero. ¿Un matecito?

Ro dijo...

Gracias, Santi, y gracias flaca, yo sé que no quisiste decir que elevabas el estilo con respecto a lo que aquí se escribía. Y gracias a todos los que participaron. Creo que a no ser que aparezca Germán o algún otro que no ha venido, o se terminó o anda en eso. Los demás personajes que nos quedan vivos podrán aparecer en cualquier momento, o ser retomados por cualquiera. Yo recién ahora voy a empezar a pensar qué cuerno puedo postear.
Pero aclaro:
Volcánico Granítico no murió en ese momento. Lo que pasó fue que su mal avanzaba y además de ser genéticamente lapsuslinguistico, la patología se le había extendido a miembros superiores, inferiores y medio. Por eso, cuando vio la tortilla y quiso levantar la mano para tomar el plato, extendió (alto del piso) el pie, propinándole una nada sutil patada a la mesa de madera llena de platos y cacerolas que se fue al suelo con gran estruendo.
Volcánico quedó entonces cuan largo era en el suelo, sintiéndose mísero, pero sin perder por ello el deseo de ser amado, el deseo de ser abrazado, el deseo de ser besado, en fin: el deseo...No pensó que la enfermedad se había extendido tanto pero la prueba fue contundente cuando, al pensar en sus apetitos carnales,olvidado ya de la tortilla, su carne correspondiente permaneció incólume y en cambío el brazo se endureció cual saludo a Hitler! En ese instante sí murió, víctima de una abundante lacrimosidad que anegó toda la cocina. No se animaba a moverse ya. Era la parálisis de la falta de confianza en sí mismo. Temía qué órgano podría llegar a mover cuando intentara nadar perrito...
Glub glub glub- fueron las últimas palabras de Volcánico granítico lapsuslingue que paradójicamente murió diciendo lo adecuado en estas circunstancias....

andal13 dijo...

Buáaaaa!!!! Qué final tan triste...!!!

Una pena, me encantaba el proyecto, pero parece que al teleteatro lo agarró la huelga de los guionistas de Hollywood, y hubo pocos autores que se animaron a hacer aportes...
Yo pensé que con el frío y la "obligación" de quedarse en casita iban a aparecer un montón de ideas más...

En fin...

Besuchis!!!

Ro dijo...

MIentras tanto en el vestíbulo había un desparramo de gente desmayada y medio despierta, en gran confusión, cuando entró Ka Furioso Äcido, quien simplemente se limitó a hablar al oído de cada uno de los presentes, sin discriminaciones de edad o sexo.
Para cada uno tenía una palabra furibunda y avinagrada. Su aliento delataba que era él quien había ingerido la tortilla de solimán y alacrán. En sus dientes se veían también restos de carnes picadas, crema doble, harinas varias y tocino. No faltaba el chocolate. Es que se había comido todo lo que había en la cocina, pasando por arriba del agua donde se había ahogado Volcánico Granítico Lapsuslingue. Lo había hecho para demostrarle a la Flaqueté Belle de Couisine, su secreto amor, que la dieta era un afán ridículo. También le había lanzado algunos venenos, fruto de su naturaleza agria, pero en el fondo, todos sabían que era un gatito mimoso- miau, miau- necesitado del amor de Flaqueté...
Cada uno de los presentes fue muriendo porque el aliento de aquel Ka Furioso Acido era puro veneno de solimán y alacrán...Pero él no. El estaba inmunizado. No podía morir de ese modo. Pero no había pensado en lo poderoso que era su amor a su Flaqueté Belle de la Couisine....Aquello le nacía de las entrañas, a pesar de su cultivada vinagrez... Y eso fue precisamente lo que lo mató. Un atroz y sorpresivo ataque de cursilería masivo en el corazón.
FIN

FLACA dijo...

¡¡¡Brillante!!...aplaudo de pie y vuelvo a aplaudir, y sonrío emocionada y grito "bravo". Para los que dicen que inferioricé este trabajo tuyo yu colectivo, quiero aclarar que aanoche no aplaudí así, ni me paré ni grité bravo. Osea, todos los méritos se los lleva la Ross. Gracias, amiga por este final maravilloso que tiñó de humor los comentarios de los blogs.
jajajajajajajajajajajajajajajajajaj

Abrazotísimo.

FLACA dijo...

y sepan disculpar todos los errores de tipografía, estoy gagá y Él me llama reiteradamente para que vaya a almorzar.Con todo no puedo.

andal13 dijo...

Cae el telón.
Una atronadora salva de aplausos retumba urbi et orbi. El telón se levanta, los actores saludan, una y otra y otra vez.
"¡Que salga el autor!" grita el público enardecido. Rosabia Amiga Solidaria se asoma tímidamente, y el público la aclama de pie. Vuelan flores, pañuelos blancos y hasta alguna sunga de leopardo. Es llevada en andas por su público y por los integrantes de la compañía teatral, director y productores incluídos; a la ceremonia de sacralización concurren hasta la taquillera, los acomodadores y el vendedor de maní con chocolate. La idolatrada Ro ha entrado a la gloria por la puerta grande.

En la algarabía, nadie nota la ausencia de un actor. Más tarde, cuando cesen los festejos, el personal de servicio encontrará tras bambalinas, el cadáver ya frío del actor que encarnaba al malo. Un enajenado espectador, seguramente poseído por una extraña furia vengativa, no supo separar al actor del personaje, y arremetió contra él, y amablemente, le fajó 34 puñaladas...

En la ficción y en la realidad, el pobre Ka Furioso Ácido había muerto para siempre.

FLACA dijo...

He reído a carcajadas incontroladas. Esto, además de cofradía parece la cosa nostra. Aplausos nuevamente por el epílogo.Me gustó lo de las sungas volando.

FLACA dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajajajaj

que debería sonar jijijijijiji (que no es lo mismo ni igual)

Le Santi dijo...

Qué las parió. K Furioso Ácido Misifuz lo pensará dos veces antes de meterse con las iracundas damas yoruguas. Estoy seguro de que voverá desde el más allá para propinarles una furiosa patada en los hocicos, pero lo pondrán en su jodido lugar una vez más...

andal13 dijo...

Flaca: no parece la cosa nostra; ES.

Jijiji!

Ro dijo...

Una maravilla realmente. Una maravilla el epílogo de Andrea. Me encantó todo este arrebato de vitalidad final que tuvo el teleteatro que iba muriendo de a poco hasta que contratamos al Villano. No nos habíamos dado cuenta de que nos faltaba él! Eso sí, estuvimos delicadas y no hubo ninguna descripción La tengo en reserva por las dudas, por si como dice Le Santi, él sacara la artillería pesada y se metiera con la Cosa Nostra. Yo digo...A esta altura, deberíamos fundar un macro blog que se llamara así. Besos a todos. Los quiero mucho.

andal13 dijo...

Jijiji...!
La historieta de Ágata no necesita llamar a casting... Los personajes se presentan solitos!!!

Germán Ulrich dijo...

Bueno, te quiero pedir disculpas por no haber podido cumplir mi palabra de participar. Estoy todavía sin internet y desde el trabajo se me hace muy difícil dedicarle el tiempo que me gustaría a propuestas como esta. Espero que entre mañana y el martes pueda volver a contar con conexión en casa. Un beso y reitero las disculpas.

Ro dijo...

Pero gurí, está todo bien. No pasa nada. Lo dejamos para la próxima. Un abrazo

andal13 dijo...

Hmmm... lo de Germán suena a excusa de los tiempos que corren: "Disculpe, profe, no pude hacer los deberes porque se me cayó el sistema"
Jijiji!!!

La Maga dijo...

a esta altura de la lectura ,estoy considerando que no seria una buena opcion encerrarnos juntos en ningun sitioooo,son todos terribles eh??
ro,voy a leer un poquito mas y ver si me inspiro,porque vengo en baja ultimamente.
mientras te cuento que el mes que viene me voy a uruguay de paseo!!!
casi seguroooo

fede_buho77 dijo...

Rossssss: aca vengo tarde y perdido a pedir las disculpas por no entrar en el juego, creo que hice bien porque hubiese pasado muy por debajo del nivel de estos libretos, realemnte como ya dije en otros lares estoy muy atareado y eso me desvia la atencion de estos quehaceres virtuales, habras notado que no visito ni mi pozo para responder a los demas, es asi, cuando uno lleva adelante una revolucion y una reforma agraria no es facil detenerse en estos detalles sobrecogedores, espero que en otro momento se repita la convocatoria para un nuevo caputulo de novela palmolive para tratar de llegar antes de que muera el ultimo ciclista y algun viejo ex presidente llegue a la estacion carnelli de manos de la huesuda o de patadas en el culo corrido por algun otro degenerado nacional...peñarol, si creo que de estos ultimos...

un abrazo y perdon por las ausencias...

fede_buho77 dijo...

ni te digo si en vez de caputulo se hace un capitulo...ahi seguro me anoto...

FLACA dijo...

Fede: ¿de veras estás haciendo la revolución?... ¿ o no podés salir de debajo de una montaña de escritos, diagnósticos y planificaciones estratégicas?

FLACA dijo...

jejeje... Germán reculó-ó. Esd alevoso, lo nuestro son años y años de teleteatros brasileros.Es lo que tiene.
Y ya que estamos con los teleteatros, hagamos un homenaje póstumo a una pionera: el sábado creo, murió Iris Láinez, la de "Instituto de belleza Vanesa Lertau"(o Lertó), el primer teleteatro que vimos algunas, allá por los años 62 o 63 ( era tan chica que no me acuerdo), Si no me engaña la memoria hacía el papel de Laura, una empleada del Instituto. ¿Quién se atreve a largar aquí sus recuerdos de eso?... Creo que por la edad sólo podremos algunas. Besos.

FLACA dijo...

No, el primer teleteatro que vi era ése pero se titulaba "El amor tiene cara de mujer"

andal13 dijo...

Ah, no, si acá son rapidísimos pa' recular en chancletas por un repecho...!!!!
Ay, de "El amor tiene cara de mujer" no se salvó nadie; yo lo vi en su segunda versión, y después hubo otra más, mexicana, que se llamó "Principessa"...
¿Y qué tal "Jacinta Pichimahuida" o "La Galleguita" o "Rolando Rivas, taxista"? Uno de ésos tiene que haber sido mi primer teleteatro...

FLACA dijo...

Todos, todos esos, están en mi acervo cultural.jejeje.

FLACA dijo...

Ro: yo te extraño. Esas nueva tarea te tiene muy lejos y distante. Decí que Andrea y yo pasamos todos los días por aquí, que si no...
Beso.

Le Santi dijo...

jÉ, ¿y CUATRO MUJERES PARA ADÁN? ¿Y CUATRO HOMBRES PARA EVA?
y Arnaldo André jovencito?
Estos eran Pre-Andrea.

Ro dijo...

El Amor tiene cara de mujer, flaca,fue el primer teleteatro que ví! Bárbara Mujica, Rodolfo Bebán, Claudia Lapacó!!! Luego vinieron otros, pero nunca ví los clásicos que menciona Andrea. Pero recuerdo El derecho de nacer, que mencionó Germán antes, hace menos tiempo "Más allá del horizonte" o "Cosecharás tu siembra" Fueron tan "memorables" que no recuerdo en cual de ellos Osvaldo Laport hacía de Catriel, el indio menos verosímil que uno pueda hallar en el cono sur, con biceps de físicoculturista!!!
Bueno, disculpen si no ando por acá, es que hoy me está ocurriendo algo que me está dejando shockeada...!!!!Ahora adivinen qué porque no pienso dar más datos...jajajaja

Sil.* dijo...

Ross!!! Solo he pasado a dejarte un beso y a que me des una breve señal de que estás bien. Ese estar bien significa que no te secuestraron en secundaria o algo parecido. Bueno, si hay que salir a recaudar dinero para el rescate mande una señal de humo vio?

Besos doña Ro!!
Sil.*

FLACA dijo...

Ahora que lo pienso bien, ¿no será ... ( no quiero ni pronunciarlo)...., no?

Respecto a los teleteatros,la nuestra sí que es cultura no ni nó, y después que no nos vengan nuestros amigos con Marcel Proust y Joyce y Bolaño.